31 de diciembre de 2010

El problema de Mr. Meebles




Mr Meebles un hombre bueno que conoce todo acerca de todas las cosas, pero que tiene un problema.... si no piensas en él, deja de existir.


Esta alegoría sobre la existencia de Dios, es uno de los pilares ideológicos de Camino, la polémica película de Javier Fesser.

El director se basó en un hecho real, la historia de la niña Alexia González-Barrós, enferma de un tumor cervical que falleció a las 14 años de edad, en una familia creyente.
La adaptación provocó muchas críticas que denunciaban que el relato se alejaba mucho de la historia real, a pesar de que resulta bastante claro a la hora de ver la película que no era ni mucho menos la idea de Fesser la de plasmar una historia fidedigna.

Respecto a la historia real de Alexia, no he podido sacar nada en claro buscando por internet, para empezar, por la existencia de numerosas páginas de dudosa neutralidad que atacan impunemente la obra de Fesser y dan su propia versión del asunto.

De lo que sí puedo hablar es de la película, como película en sí misma,
Camino es la historia de una niña de 12 años que encontrándose en las puertas de la adolescencia, se enamora y enferma gravemente al mismo tiempo.
La historia es una crítica feroz y contundente al fanatismo religioso, y por supuesto, de forma abierta, al Opus Dei.
Fesser dispone todos los elementos de la película (desde la elección de los nombres de los personajes, hasta el propio guión) para que le ayuden a conseguir claramente su objetivo, construir una historia rigurosamente ensamblada que dilapida, que no critica, toda una forma de entender la vida y la religión: una actitud medievalesca donde se ensalza el sufrimiento como camino espiritual que conduce a la liberación, donde el ser humano se deshumaniza para transformarse en un simple objeto que a vista de Dios no es digno hasta que no se ha redimido del pecado de su mera existencia.
En medio de este severo clima , Fesser contrapone los pensamientos y vivencias de Camino, cuyo positivo talante a la hora de afrontar la enfermedad (único punto donde se ponen de acuerdo tanto Fesser como sus más duros críticos), favorece que sea usada como una marioneta más al servicio de los fanáticos.

La crudeza de la historia está suavizada con la poesía que le aporta la banda sonora, la estética de la película y el cuidadoso montaje. Dicho contraste configura una espléndido relato donde las impecables actuaciones de todos los personajes, y en especial de la protagonista, Nerea Camacho, concurren contribuyen a darle una favorable verosimilitud.

En definitiva, una hermosa historia que está claro que despierta muchísimas ampollas, lo cual es algo inquietante para tratarse de una obra que ante todo reivindica la vida y la libertad.




Titulo en español: Camino
Título original: Camino
Año: 2008
País: España
Director: Javier Fesser
Guión: Javier Fesser
Reparto: : Nerea Camacho, Carmen Elías, Mariano Venancio, Manuela Vellés, Ana Gracia, Lola Casamayor, Lucas Manzano,Pepe Ocio, Claudia Otero, Jordi Dauder, Emilio Gavira, Miriam Raya
Productora:
Mediapro,Películas Pendelton
Música: Rafa Arnau y Mario Gosálvez
Director de fotografía: Alex Catalán A.E.C
Duración: 143 min.

2 comentarios:

Morticiaarias dijo...

Sí una hermosa historia que consiguió ponerme de muy mala hostia. Y por eso mismo es una gran película, porque desde luego no te quedas indiferente...
Cada vez que la niña hablaba de Jesús yo notaba como se me iba formando una úlcera... madre mía!!!
Me gustó pero no volveré a verla por eso de que quiero seguir de buen humor xD De todos modos recomiendo a todo el mundo que la vean :)
Un beso maja!

Juan Diathox dijo...

Me parece una desgarradora historia.