30 de diciembre de 2008

a punto de pulsar el botón rojo


13 días es una película que narra la crisis de los misiles en Cuba y cómo fue vivida por todo el gobierno estadounidense. La presencia de armas nucleares soviéticas en la isla amenazaba la seguridad de EEUU, y ponía en un serio aprieto a dicho país, pues responder con la fuerza podía desencadenar muy fácilmente una guerra nuclear entre las dos superpotencias.

A lo largo de la película, el presidente Jonh Kennedy, ayudado por el asesor Kenneth O’Donnell, tratan de manejar una difícil situación diplomática, en medio de las fuertes presiones del ejército, que pretende aprovechar la situación para comenzar una guerra. El miedo constante al inminente ataque nuclear angustia a los personajes. KennethDonell y Jonh Kennedy tienen un tratamiento especial como de los pocos que mantienen una postura pacifista.

Si realmente todos las acciones de Kennedy se corresponden en la película por completo con la realidad histórica, es algo sobre lo que no puedo opinar, lo que sí está claro es que la figura del presidente está sublimada a figura mítica, como suele suceder en todas las películas americanas, y deja dudas sobre la verdadera naturaleza de Kennedy.

En cualquier caso, es una película que durante sus dos horas de duración, y a pesar de no ser técnicamente una obra maestra (hay desde planos con movimiento que no vienen a cuento hasta un virado a blanco y negro que no está ni aclarado ni justificado) es una historia que deja atrapado por completo al espectador, por lo bien llevada que está y posiblemente porque el hecho de estar presenciando acontecimientos históricos añade la gran inquietud de lo cerca que se pudo llegar a estar de la catástrofe.


Titulo en español: Trece Días
Título original: Thirteen Days
Año: 2000
País: EE.UU
Director: Roger Donaldson
Guión: David Self
Música: Trevor Jones
Fotografía: Andrzej Bartkowiak
Reparto: Kevin Costner, Bruce Greenwood, Steven Culp, Dylan Baker, Shawn Driscoll, Drake Cook
Productora: Alliance Atlantis presents a New Line Cinema / Beacon Pictures Production
Duración: 145 min.

24 de diciembre de 2008

Vanidades Felices




En estas entrañables fechas, hay muchas cosas que pueden provocar alguno de mis reiterados pataleos.
Yo me enteré el año pasado cuando empezó, pero por supuesto este año con la crisis por alguna retorcida y perversa razón sigue también vigente. La moda de añadir metales pesados a la comida, en un alarde de ataque combinado de originalidad desatada y ansias de absoluta distinción.

Fíjese que casualidad que los metales escogidos para tal efecto no sean otros que la plata y el oro, como si no hubiese otros en la tabla periódica de los que echar mano. De pronto, por alguna misterioso motivo, estos metales comúnmente asociados al lujo y la ostentación durante todos los siglos de historia de la humanidad, parecen tener unos claramente marcados efectos beneficiosos sobre la salud humana, efectos que, por supuesto, no tienen nada que ver con el hecho de que simplemente sean valiosos por otros motivos bien diferentes.

Así que no nos importa nombrar a los egipcios, o los romanos u otras civilizaciones antiguas que, con muchísimos menos conocimientos médicos ya los usaban, haciendo gala con ello de la ignorancia más supina.

Lamentándolo mucho, para los ricos y pudientes clases de esta sociedad, el hecho de que algo sea caro, ya sea el oro, la plata o el platino no significa para ello que vaya a curar todos los males del mundo, aunque tal sería desable para que esos milagrosos remedios lleguen sólo a los pocos que puedan pagarlo, que son las que por supuesto tienen más derecho a vivir o a vivir mejor que el resto de los mortales.

Tristemente para ellos, posiblemente los remedios más valiosos no están en sus metales pesados con los que fabrican sus lujosas joyas y demás chatarras, sino tal vez en la selva amazónica, camuflados como humildes plantitas, de aspecto nada cool, que les queda tiempo contado para ser descubiertas antes de que la tala abusiva provocada por nuestro consumismo excesivo y nuestro magnífico sistema de desarrollo capitalista acabe con todo ello.

Pero mientras eso ocurre, podrán disfrutar de sus comidas bañadas en plata, oro y platino, (aunque este último aún está por llegar). Ya se puede adquirir la botella de cava con oro de 24 kilates, hermosísima, con nieve dorada dentro que cae incesantemente como la bolsa en estos tiempos de crisis, por aproximadamente unos míseros 100 euros.

No hay ningún efecto adverso estudiado (de momento) sobre el hecho de chutarse vía oral varios miligramos de oro y plata. Y por supuesto, a las clases pudientes de esta sociedad no les importará en cualquier caso, ser medianamente envenenadas bebiendo metal líquido si se tercia, si con eso se siente mejor pensando que ellos son de los pocos elegidos que pueden pagarlo.

15 de diciembre de 2008

Jack el decapitador



Un artista urbano se ha dedicado en Londres a decapitar los modelos felices y sonrientes de los carteles publicitarios. Su acto más notorio ha sido el de secuestrar varios ejemplares deThe London Paper y sustituirlos por otros donde aparecía en la publicidad de la contraportada Davick Beckham decapitado. La publicidad de Kentucky Fried Chicken, Moet & Chandon y la última película de Disney, Barry, también ha sufrido sus efectos. Las imágenes han corrido por internet, incluso hay publicado un vídeo de cómo fueron realizadas.

Se habla de contra publicidad, antisistema, etc, aunque en cualquier caso el autor no ha clarificado para nada sus intenciones, la población londinense parece estar "encantada" con el trabajo del artista. A mí personalmente me parece perfecto que se pirateen los carteles publicitarios que nos inundan para vendernos todo tipo de estupideces.Espero que estos actos no se traten de una moda pasajera, aunque tiene toda la pinta de que sí.

9 de diciembre de 2008

Tropic Thunder


Resulta gracioso saber que este tipo de película sería completamente impensable hace varios años, cuando había que guardar aún una cierta compostura con respecto a la guerra de Vietnam y los combatientes...

En una selva de Asia se está rodando una carísima superproducción sobre la susodicha guerra. Para hacerla, llevan allí a un grupo de actores de lo más variopinto. El problema será que el novatísimo director será incapaz de lograr una sola toma en la que se Plasme lo dramático de la situación de los soldados. Desesperado, llegará a tomar medidas algo drásticas para lograr su fin.

Es una comedia disparatada con bastante humor negro, llena de guiños a las películas míticas del género, como Platoon o Apocalipse Now, a las que parodia varias veces. También se ríe de Hollywood, de su sistema de trabajo, sus óscars y sus actores, con esa forma tan aparentemente inocente de crítica que pueden llegar a tener las comedias.

Titulo en español: Tropic Thunder, una guerra muy perra
Título original: Tropic Thunder
Año: 2008
País: EE.UU
Director: Ben Stiller
Guión: Ben Stiller, Etan Cohen, Justin Theroux
Música: Theodore Shapiro
Fotografía: John Toll
Reparto: Ben Stiller, Robert Downey Jr., Jack Black, Brandon T. Jackson, Jay Baruchel, Nick Nolte, Tom Cruise, Danny R. McBride, Steve Coogan, Bill Hader, Brandon Soo Hoo, Holly Weber, Mickey Rooney, Matthew McConaughey, Justin Theroux, Tobey Maguire, Jennifer Love Hewitt, Jon Voight, Jason Bateman, Lance Bass, Alicia Silverstone, Tyra Banks
Productora: DreamWorks SKG
Duración: 107 min.

7 de diciembre de 2008

Happy go Lucky, un cuento sobre la felicidad


Titulada en inglés como ‘Happy-go-lucky’, que es algo así como "viva la virgen", y traducida al español como "happy, un cuento sobre la felicidad", la película gira alrededor de Poppy (Sally Hawkins), una joven profesora que vive despreocupadamente destilando alegría y felicidad por donde quiera que va. Su forma de ser y tomarse la vida, como si no hubiese crecido y continuase en una prolongada infancia, será entendida por pocos, entre ellos su compañera de piso, Zoe, y generará con gran parte de los que se encontrará un violento choque, en el cual los afectados revelarán una vida oculta vida triste y amargada.

Si la forma de ser de Poppy es auténtica felicidad o simple despreocupación, es algo discutible y que la película a mí entender no deja claro. Lo que sí es cierto es que cómo su comportamiento, por contradictorio que pueda parecer, acaba generando descontento y amargura, en contraposición contra ciertos personajes a pesar de procurar justo lo contrario.

La película se clasifica como "comedia agridulce" y es que se mueve en un terreno ambivalente entre el drama y la comedia, en muchas ocasiones, cosa que puede desconcertar. El personaje principal de Poppy pueda parecer tal vez excesivamente caricaturizado al principio, aunque conforme pasa la película va tomando más realismo. El final de la película deja varios cabos sueltos, lo que hace que el mensaje de la misma pierda definición. Por lo demás, es una película que se deja ver, resulta entretenida, y divertida a ratos, aunque no es desde luego una obra maestra.

Titulo en español: Happy, un cuento sobre la felicidad
Título original: Happy-Go-Lucky
Año: 2008
País: U.K
Director: Mike Leigh
Guión: Mike Leigh
Música Gary Yershon
Fotografía: Dick Pope
Reparto: Sally Hawkins, Alexis Zegerman, Eddie Marsan, Andrea Riseborough, Sinéad Matthews, Sarah Niles, Eddie Marsan, Joseph Kloska, Sylvestra Le Touzel
Productora: Thin Man Films / Summit Entertainment / Ingenious Film Partners / UK Film Council
Duración: 118 min.

3 de diciembre de 2008

x las paredes

Llevo Mil sin escribir, estoy ahora tan ocupada que no tengo tiempo para escribir nada, y menos las parrafadas que siempre acabo haciendo. Empecé en octubre un curso de técnico de sonido en Microfusa (el nombre de la escuela provoca siempre algún comentario jocoso) y por las mañanas trabajo en la agencia, después de haber negociado entre un auténtico baile de contratos diferentes. Total que no tengo mucho tiempo, y cuando dispongo de él, lo último que me apetece es ponerme a escribir. De todos modos, esperemos que en estos días de navidad pueda hacer algo. Está pendiente el rediseño del blorg, que empieza a ser un canteo ya el diseño predefinido éste. A ver cúando dispongo de Más tiempo y lo miro para personalizarlo un poco. Y sobre las entradas, para retomar un poco hablaré de dos de las pelis que vi ya el mes pasado.

27 de septiembre de 2008

querido becario

Querido becario, tienes que entender que son tiempo difíciles para nosotros las empresas. Las cosas están muy mal, y sobre todo en en este sector la crisis se está notando muchísimo. Así que nos hemos visto obligados a reducir plantilla y es por éso que este año pensamos prescindir aún más de personal.
El problema es que necesitamos gente, aunque no haya mucho presupuesto. Yo sé que tú has estado con nosotros estos tres meses, formándote, mientras aprendías cómo funcionaba esta empresa. Sé que mientras tanto, has realizado diversas labores, puede que no precisamente las que más te interesasen. Has echado una mano a tus compañeros Con Contrato cuando era necesario y se trataba de una tarea adecuada para , es decir era mecánica, repetitiva y tampoco requería un alto grado de preparación.

Tienes que entiender que aún no tienes la formación suficiente para darte cosas con más responsabilidad. Sé que eres Licenciado, que tienes ya tu carrera y tus másters, pero entiende que aún no tienes experiencia laboral. Y para éso has estado aquí, para adquirir experiencia laboral, que es algo que vas a necesitar en el futuro cuando trabajes. Sé que posiblemente lo que has hecho no haya sido aquello para lo que supuestamente habías estudiado, y bueno, puede que al final no te hayamos enseñado gran cosa, pero entiende que en estos tiempos cada uno ha de estar a su trabajo, y en una empresa tan importante como ésta, eso es crucial.

En esta empresa no usamos a los becarios como mano de obra barata, has de tener eso claro, les formamos. Tú has adquirido cierta experiencia en estos tres meses, aunque la verdad es que realmente no te hemos visto haciendo lo que deberías porque te hemos mandado otras labores. A pesar de todo, entiende que nos gustan las personas con motivación y trabajadoras, con ganas de aprender. Te proponemos que te quedes otros tres meses más en la empresa, para seguir viendo qué tal te desenvuelves. Seguirías con el mismo horario de seis horas diarias y tu sueldo de 200e al mes, fíjate que aquí pagamos a los becarios, y éso no es algo que hagan todas las empresas. Algunos días, posiblemente sea necesario que te quedes más tiempo, porque hay cosas que tienen que entregarse ya, y tenemos esa responsabilidad.

¿ Sabes? Fuera hay multitud de estudiantes que podrían ocupar tu puesto perfectamente, pero aquí estás tú. Deberías considerarte una persona afortunada porque está empresa es muy importante y aquí puedes llegar a crecer y ser alguien. Tras estos otros tres meses de prueba (sabes que las becas tienen un máximo de un año) si al final nos has gustado, podríamos considerar la posibilidad de incorporarte a la plantilla. Cobrarías el salario mínimo interprofesional, pero eso sí, ya tendrías que hacer 40 horas semanales, más si hay algo urgente. Si sigues demostrando que eres bueno, puede que dentro de un año te podamos subir el sueldo, pero eso ya te digo, es como veamos nosotros y como respondas tú. Entiende que no te puedo prometer nada, porque nos estamos arriesgando mucho contigo. Si decides no quedarte con nosotros, al menos puedes poner en tu CV el nombre de nuestra empresa y decir que has trabajado aquí. Ya sé que en muchos trabajos requieren una experiencia mínima de al menos 2 años. Tú no tienes realmente experiencia, aunque esta sea tu cuarta beca y aún no te hayan ofrecido un trabajo de verdad. Por eso te propongo que te quedes y en estos meses que quedan veremos qué eres capaz de hacer.(otra vez)
Aunque tengamos aún más trabajo que antes, te aseguro que esta vez sí que vas a aprender. Sé que con 200e al mes no se va a ningún lado, que sigues dependiendo de tus padres y que independizarse así es difícil, pero considera las enormes posibilidades que esta empresa puede ofrecerte en el futuro ¿vas a desperdiciar esta oportunidad?... todo depende de : piénsatelo


Atentamente: el director de cualquier empresa relaccionada con el Audiovisual.


La carta es ficticia, todo lo que se dice en ella, basado por completo en casos reales.

22 de septiembre de 2008

El diablo sobre ruedas


Un hombre circula tranquilamente por la típica carretera interminable de EEUU, cuando de pronto un gigantesco camión comienza a perseguirlo... no es una historia que parezca que vaya a dar más de sí que para un corto de terror, pero con ella hizo Spielberg su primera película. "El diablo sobre ruedas" (Duel) iba a ser una película inicialmente sólo para televisión, pero su éxito fue tal que se terminó pasando al cine.
A pesar de la aparente sencillez del argumento, Spilberg logró rodar una película de 74 minutos (un poco más en la versión para Europa) donde no decae en ningún momento el suspense. Al ser su primera película, Steven debía demostrar al estudio sus dotes como director. Inicialmente iba a rodarse en un estudio, pero él se negó porque de éste modo tendría que falsear la persecución. La productora le propuso entonces a Spielberg rodar en exteriores si cumplía durante los primeros 4 días el plan de rodaje. Inicialmente el tiempo de rodaje de la película era de... 10 días!, que es excesivamente corto para rodar ninguna película y menos una que transcurría en exteriores.
Pero el joven Spielberg sabía muy bien lo que jugaba con su primer trabajo, y no sólo cumplió con el plan de rodaje los primeros 4 días, si no que al final la película se terminó en 13 días, pocos días después del plazo propuesto. Además, realizó un gran trabajo de dirección a la hora de plasmar la persecución del coche y el camión. Trabajando conjuntamente con el director de fotografía, logró falsear la velocidad aparente del camión para que diese la sensación de que iba a 130km/h cuando realmente no iba a más de 60km/h. El mismo camión perseguidor se "maquillaba" cada día para seguir manteniendo su aspecto siniestro. El mismo Spielberg reconoce que todo su éxito posterior se lo debe a ésta primera película, que le abrió las puertas como director.


Titulo en español El diablo sobre ruedas
Título original Duel
Año 1971
País EEUU
Director Steven Spielberg
Guión Richard Matheson
Música Billy Goldenberg
Fotografía Jack Marta
Reparto Dennis Weaver, Tim Herbert, Lou Frizzell, Jacqueline Scott, Eddie Firestone, Lucille Benson, Gene Dynarski
Productora Universal Pictures
Duración 74 min.

17 de septiembre de 2008

Camino a la perdición

(Ya tocaba más cine negro).

Michael Sullivan tiene una familia feliz con mujer y dos hijos y trabaja bajo las órdenes del Sr. Rooney como gánster. Un día, el hijo del señor Rooney decide matar a la esposa y a uno de los hijos de Michael por razones que parecen demasiado espesas hasta en la propia película.(pongamos exigencias del guión). Michael se quedará solo con su hijo, y emprenderá su propia venganza, él solo contra toda la mafia para la que trabajaba.

Camino a la perdición es la segunda película de Sam Mendes después de la tan aclamada American Beauty, película de las que muchos se ríen por esos gloriosos minutos de pseudo poesía sobre el vuelo de una bolsa de plástico...
Hay que decir en favor a camino a la perdición, que está muy cuidada visualmente, con una fotografía y escenografías impecables. Quitando la parte estética, menuda película más aburrida y pretenciosa, que compone cada plano como si se tratase de un ejercicio de alarde estético continuo. Los actores no acaban de encajar en sus papeles a pesar de que son todos bastante renombrados. La historia podría resultar interesante quizá, pero llevada de una forma tan afectada y amanerada que pierde toda la esencia del cine negro para parecerse más a la típica película chiclosa e hipersensible, que necesita recalcar de forma continua y excesiva la afectación de los personajes. Vamos, que de negro tien bien poco.



Titulo en español Camino a la perdición
Título original Road to perdition
Año 2002
País EEUU
Director Sam Mendes
Guión David Self (Cómic: Max Allan Collins & Richard Piers Rayner)
Música Thomas Newman
Fotografía Conrad L. Hall
Reparto Tom Hanks, Paul Newman, Jude Law, Jennifer Jason Leigh, Stanley Tucci, Tyler Hoechlin, Daniel Craig, Dylan Baker, Liam Aiken, Ciarán Hinds
Productora DreamWorks Pictures / 20th Century Fox
Duración 119 min.

14 de septiembre de 2008

Publicidad 2.0

Este fin de semana se celebró el MadinSpain 2008, festival dedicado al diseño gráfico y web en Madrid. Como tengo la gran suerte de ser becaria de una agencia de publicidad, pude colarme al evento. Varios estudios de diseño gráfico, agencias de publicidad y macro empresas, como Adobe o Apple daban su conferencia sobre su trabajo y la situación del sector. Entre otros,el ponente de Apple (después de ponernos un vídeo para que pudiésemos contemplar lo Hermosos que eran los Nuevos Ipods Nanos) recordó a todo el mundo, diseñadores gráficos y web, los cambios que se han dado en la actualidad con la aparición de las nuevas tecnologías.

Internet, los teléfonos móviles, la confluencia ordenador/televisión/teléfono han hecho que se esté produciendo un gran cambio en la forma en que la gente consume y accede a la información. Entre la gente joven, cada vez menos gente ve la televisión, se prefiere navegar por internet. Las audiencias de la tv están bajando (entre los más jóvenes) para subir entre la gente mayor. La venta de de periódicos y revistas también ha experimentado un gran descenso. La utilización de teléfonos móviles y ordenadores va en incremento. En todos los sectores (tv, radio, prensa, internet) se ha producido una gran segmentación de públicos. Y sobre todo, referiéndonos a internet, el gran cambio supone lo mucho que se empieza a valorar ya no el hecho de disponer de un ordenador propio, sino el hecho de poder acceder al Web, sea en el lugar que sea.

La red ahora permite al consumidor seleccionar contenidos, acceder a la información en el momento que se quiera, y participar publicando comentarios o fotos, o comprando el producto. A este fenómenos se le denomina Web 2.0 , en contraposición con la antigua web 1.0 de páginas estáticas.

La nueva publicidad, denominada publicidad 2.0, propone usar la red también para llegar al potencial consumidor. El proceso publicitario tiene ahora más feedback que antes, y eso permite conocer mejor al target, personalizar el mensaje a enviarle y así lograr un mayor éxito de venta. Las empresas pueden usar ahora también las comunidades virtuales y patrocinarlas, darles un espacio mientras venden cierta marca. Es el caso de la comunidad de corredores de Apple/Nike, que actualizan en red las estadísticas que consiguen corriendo con su Ipod Nano, entre otros.

Por otro lado, la convergencia de medios (teléfono/ordenador/tv/mp3) hace que ahora las campañas no se tengan que lanzar en un solo medio, sino usando todos ellos, en toda su dimensión y teniendo en cuenta su interacción con otros medios (de la tv al mensaje de móvil, del móvil al ordenador, etc) Las estrategias de marketing ya no apuntan en una sola dirección, sino que atacan desde todos los ángulos. Los spots siguen siendo lo más atractivo visualmente, y la publicidad gráfica o el diseño del producto son la primera experiencia del consumidor, así que siguen considerándose importantes, pero la primacía se le pone a la Web, donde el consumidor puede llegar incluso a comprar el producto.
La denominada Web 2.0 permite más que nunca mandar mensajes personalizados al consumidor, e incluso que éste pueda responder a ellos, produciéndose una interacción entre consumidores y anunciantes nunca vista. Apple, Coca-cola, Nike... son algunas de las empresas que están siguiendo esta nueva estrategia.

Yo personalmente durante la ponencia, así como durante otra que hubo del representante de AKQA (que lleva las nada menospreciables cuentas de Nike, Microsoft y McDonalds) no pude evitar sentir cierta repulsión por algo que en el fondo no es más que seguir buscando la forma de seguir vendiendo, tanto productos como imagen de marca, invadiendo para ello cualquier espacio disponible tanto física como virtualmente.

haciendo el idiota


Con los post tan largos que últimamente escribo, llevo un retraso de pelis por postear impresionante... Aquí va la primera de ellas, "los idiotas", de Lars Von Trier, el realizador de Dogville. Es una película que sigue las premisas del Dogma 95, así que no resulta en ningún caso convencional.

Karen es una mujer solitaria que se encuentra por casualidad con un grupo de personas con la curiosa afición de fingir ser retrasados mentales. Todos ellos tienen su propia vida, su familia y sus amigos, pero prefieren ir por el mundo haciendo idioteces en comunidad. Karen se quedará con ellos mientras intenta entender por qué hacen algo así. ¿por burlarse, por aburrimiento, por rebeldía? Con las actuaciones de los idiotas, quedarán de manifiesto muchos de los prejuicios sociales de la gente con la que se irán encontrando. Y no sólo eso, el grupo poco a poco parecerá tener su propio objetivo: La idiotez es para ellos un valor por descubrir, cada vez más en boga en la sociedad. Como uno de ellos dirá:
En la edad de piedra, por ejemplo, todos los idiotas se morían. Pero hoy en día no tiene porque ser así, ser idiota es un lujo pero también es un paso adelante, los idiotas son la gente del futuro. Si es que uno encuentra un idiota que sea precisamente su propio idiota.

Quitando una vez más el planteamiento radical y escandaloso de Lars, la película se queda en poco comparada, a mí parecer, con Dogville, por ejemplo. Por otro lado, puede que a más de uno le parezca justo una idiotez el propio tema, en cualquier caso puede ser interesante si se quiere ver la forma de hacer del cine que sigue el Dogma 95.


Título en español: Los idiotas
Título Original: Idioterne
Nacionalidad: Dinamarca
Año: 1998
Director: Lars Von Trier
Guión: Lars Von Trier
Reparto: Bodil Jorgensen, Jens Albinus, Troels Lyby, Nikolaj Lie Kaas, Louise Mieritz, Henrik Prip, Luis Mesonero, Knud Romer Jorgensen, Trine Michelsen, Anne-Grethe Bajrup Riis
Duración: 117 min.

8 de septiembre de 2008

Formas de hacer cine II: El cine "Manierista"


Ya hablé hace tiempo en la primera entrada de cómo se entendía el cine clásico. Ahora que hay tiempo, voy a hablar de la segunda clasificación de Requena, el cine llamado Manierista. Antes de empezar con las características de este cine, aclararé el término.

"Manierismo" es un estilo artístico que apareció antes de la llegada del estilo Barroco en pintura. Se caracteriza por un desplazamiento de las ideas de belleza del perído Clásico. Estas ideas seguían patrones férreos en cuanto a proporciones, equilibrio y armonía compositivas que pretendían ser lo más naturalistas posible. Las obras clásicas eran perfectamente proporcionadas, armónicas y naturalistas, pero como consecuencia, la libertad creativa de los artistas y la expresividad de la obra estaba muy limitada.

El Manierismo fue uno de los movimientos que fueron apareciendo progresivamente y con el cual los artistas comenzaron a alejarse del naturalismo de las composiciones clásicas. Para expresar emociones las figuras debían de cambiar de posición, retorcerse, los colores tenían que cambiar a gamas más irreales y las composiciones no tenían porqué estar siempre completamente equilibradas.
Antes de llegar al punto donde ésto se haría de forma radical, que sería con la llegada del Barroco, el Manierismo fue uno de los movimientos intermedios en el cual los artistas, aún siguiendo las técnicas y los conocimientos de los pintores clásicos, empezaron a introducir variaciones en el tema de sus obras o en su forma de pintar que los iba alejando del Clasicismo.

En cine el término Manierista lo usamos para referirnos al cine de Hollywood a partir de los años 50, cuando lo que hemos definido en el post anterior como forma de Cine Clásico, comenzó a entrar en crisis.

El cine Manierista sigue la misma forma de hacer del cine clásico, pero diverge con él en que el poder del héroe, y de todo el acto heroico del que hemos hablado, está increíblemente debilitado.

El héroe de los relatos manieristas, dudará ante su objetivo, o no conseguirá alcanzarlo. Se producirá una clara debilitación en la estructura de eje de la donación, que marcaba la dimensión moral del acto del héroe, y debido a ello, el héroe se verá ahora atrapado por el eje de la carencia, y comenzará a actuar sin seguir una Ley a la hora de conseguir este objeto, lo que le hará perder su dimensión heroica para convertirse en un sujeto lleno de dudas y contradicciones.

Debido al debilitamiento o la ausencia de la de la dimensión moral de sus actos, el protagonista, antes héroe, será un personaje lleno de dudas y confuso. Los demás personajes aparecerán también de una forma mucho más vaga, la ambigüedad y el engaño serán los que manden, y nada ni nadie será lo que parece.

Toda la fuerza de la obra se concentrará ahora en la forma de escritura cinematográfica, que reflejará esta ambigüedad por medio de diversos procedimientos. La forma de rodar contará con multitud de planos subjetivos (planos donde se nos muestra el punto de vista concreto de un personaje), aparecerán representados sueños, o ensoñaciones de los personajes, sin que sepamos muchas veces sin son reales o no, también planos de puro alardeo técnico, todo ello haciendo la narración más dificultosa, pero generando una auténtico despliegue de efectos visuales que atrapan al espectador y le obligan a rendirse a un mundo donde reina la fascinación por lo irreal. Saber qué está pasando realmente comenzará a ser difícil, pues todo en la historia (presente, pasado, futuro y sueños y ensoñaciones de cada personaje) se confundirá cada vez más.

El manierismo va anteponiendo en cierto modo, eso que ya conocemos ahora tan bien, de que la historia deja de ser importante para ser lo más la forma en que es mostrada, es decir, primar los efectos de la escritura del propio autor sobre la narración, porque la historia es más confusa que nunca. Los trucos visuales, los efectos especiales, el dilema bueno o malo, son propiamente manieristas, y contribuyen a generar en el espectador ese juego real o irreal?, que eclipsa la dimensión propiamente heroica de la historia.

Un género manierista desde su concepción es el género negro, donde los personajes nunca son lo que aparentan hasta el último minuto, y desde el primer momento estamos a expensas de lo que sabe el protagonista. El propio Hollywood, o el teatro como escenarios donde se generan todo tipo de representaciones, serán también perfectos para las películas de corte manierista (Eva al desnudo, o cantando bajo la lluvia). Como más ejemplos concretos de otras películas, podemos hablar de Vértigo, Con la muerte en los talones, La ventana indiscreta, la dama de Shanghai, o Rebecca.

3 de septiembre de 2008

las cosas que nos pasan...

Aprovechando que hace ya casi un mes de ciertas actuaciones y comportamientos difíciles de entender, posteo la tira que dibujó mi amigo Samu bajo mis órdenes, de humor altamente cuestionable. Sólo celebrar a aquella gente que tiene la gran capacidad de actuar sin ningún tipo de juicio, como nuestro adorable y violento Niño Cabrón.





29 de agosto de 2008

Batman "El caballero oscuro" y el nuevo cine de superhéroes


Algo está pasando últimamente con las películas de superhéroes. La patente escasez creativa de Hollywood no ha llevado sólo a hacer sagas de los cómics más vendidos y famosos (como pasa con Spiderman o X-men) sino que además, hace tiempo ya que hincó el diente a las obras maestras del género, y las pasó a cine (como "V de Vendetta", "300", "Sin City" o la próxima "Watchmen"). Ahora esta claro que nada impreso está a salvo de pasar a ser convertido en celuloide, (y por supuesto, ningún libro tampoco se puede librar de ello).

Con los superhéroes, el problema obvio de pasar a este tipo de personaje al cine era evidente: que al igual que pasa en el papel, el héroe por mucho que se quiera, tiene que actuar como tal, y acaba resultando tan cansino y repetitivo que aburre, sobre todo cuando hay que escribir historias e historias sobre él, en interminables sagas. Seguir manteniendo el interés con el mismo protagonista no es fácil, pero no se trata de contar historias muy diferentes, se trata de contar las mismas historias que siempre, pero de tal forma que la gente piense que son completamente nuevas.

Una forma muy efectiva de hacerlo es empezando a enfrentar al protagonista con crisis personales de índole más o menos grave. Tratándose de héroes, enfrentarlos a crisis es más complicado, pues estamos hablando de personajes ya de por sí estereotipados. Pero igualmente se hace, y entonces el héroe pierde parte de su "gracia divina" para pasar a ser casi como un mortal más, eso sí que lleva consigo una responsabilidad mayor que la cualquiera podría imaginar. Los héroes de las sagas se van mostrando así más humanos, más enfrentados con problemas que les hacen dudar continuamente, más inseguros.

Observando lo último que se ha hecho de cine sobre super*héroes, creo que se nota bastante ese cambio. El héroe convencional no vende ya, así que le dan la vuelta, lo reconvierten, lo transforman en villano, en antihéroe o en inútil ("Spiderman 3" o "Hancock"). Las películas
ya no tienen claro qué tipo de héroe quieren, pero está claro que no al de siempre, ahora tiene un toque oscuro, o caótico, le puede dar mil vueltas a la historia, hasta hacerla incomprensible o confusa, y que el espectador esté perdido entre tanto cambio y giro argumental continuo.

En "El caballero oscuro" no hay duda de que se ha puesto una vez más el mismo mecanismo de siempre:"vamos a putear al héroe" Sólo que esta vez hay que decir que el sistema funciona a la perfección, encaja, y los toques usados para adaptar al viejo héroe a una historia que a pesar de ser la misma de siempre, sorprenda y enganche como pocas, son realmente buenos. La vuelta de tuerca a Batman le convierte en un héroe (aún más) atormentado que de costumbre, muchísimo más agresivo y oscuro, a un paso de convertirse en villano.

La película, sin duda la más violenta de la saga, cuestiona la innata bondad o maldad humanas, y aborda los temas de la locura y la venganza, utilizando entre otros al personaje del Joker, (Heath Ledger), personaje que alcanza tal poder en pantalla, (gracias a la gran actuación de Heath) que parece eclipsar el protagonismo del propio batman. Para mí, creo que es de las mejores de la saga, y apuesto que le caerá seguro algún óscar.

Título en español: El Caballero Oscuro
Título Original: The Dark Knight
Nacionalidad: USA
Año: 2008
Director: Christopher Nolan
Guión: Jonathan Nolan
Música: James Newton Howard, Hans Zimmer
Reparto: Christian Bale, Heath Ledger, Michael Caine, Gary Oldman, Maggie Gyllenhaal, Morgan Freeman, Eric Roberts
Duración: 152 min.

25 de agosto de 2008

Uno de los nuestros: ser gánsger desde abajo


El pequeño Henry no quería estudiar para convertirse en médico, ni abogado, ni ser corredor de bolsa, ni banquero: desde siempre tuvo muy claro que él sólo quería ser gángster. Así que trabajó desde pequeñito con la mafia local, a pesar de la oposición de sus padres. Con el tiempo, el pequeño Henry fue escalando puestos hasta convertirse en una persona realmente poderosa. Pero la vida de gánster no es nada fácil, ni siquiera para los más buenos, y menos para alguien que no tiene sangre pura siciliana. "Uno de los nuestros" es una gran película, que muestra como pocas el funcionamiento de las mafias a través de la vida del protagonista. Basada en hechos reales, es cruda y violenta, en ocasiones, pero tiene numerosos momentos divertidos, y aunque es una película bastante larga, no decae en ningún momento. Una película imprescindible del cine negro.


Título en español: Uno de los nuestros
Título original: Goodfellas
Año de producción: 1990
Nacionalidad: EEUU
Director: Martin Scorsese
Producción: Warner Bros.
Guión: Nicholas Pileggi & Martin Scorsese
Reparto: Robert De Niro, Ray Liotta, Joe Pesci, Lorraine Bracco, Samuel L. Jackson, Paul Sorvino, Debi Mazar, Mike Starr, Tony Darrow, Frank Sivero, Frank Vincent, Chuck Low, Frank DiLeo
Duración: 148 mín

23 de agosto de 2008

Furia


Fue la primera película americana de Frizt Lang y sorprendentemente está inspirada en una situación real. Joe Wilson (Spencer Tracy) planea casarse con su novia (Silvia Sidney), pero aplaza la boda por falta de dinero. Ambos se separan durante un año para casarse a su encuentro, pero antes de producirse, la policía detiene a Joe como sospechoso de un secuestro. Todas la pruebas parecen apuntar hacia él, pero Joe es completamente inocente. En espera de más pruebas concluyentes, Joe es encerrado en la comisaría mientras su novia se desespera por su misteriosa desaparición. La multitud, que presupone que es él el causante del horrible crimen, se lanza enardecida hacia la comisaría e intenta linchar a Joe.
Lang trata la furia y el ansia de venganza como tema de la película. También el comportamiento de las masas, actuando sin control. Lo que menos me gustó de la película fue quizá su mensaje final de moralina, pero aún así es una gran película que hace pensar.


Título en español: Furia
Título original: Fury
Año de producción: 1936
Nacionalidad: EEUU
Director: Frizt Lang
Producción: Joseph Leo Mankiewicz
Guión:Bartlett Cormack, Norman Krasna, Fritz Lang
Reparto: Sylvia Sidney, Walter Abel, Edward Ellis, Frank Albertson, Arthur Stone, Spencer Tracy, Bruce Cabot, Walter Brennan, George Walcott
Música: Franz Waxman
Duración: 90 mín

19 de agosto de 2008

Mad World: Más ultraviolencia, queridos drugos



La Wii, la consola que en la actualidad más se acerca a la realidad virtual, planea sacar MadWorld, un juego de extrema violencia, todo en blanco y negro, donde la sangre es el único elemento en color. La propuesta se vende como revolucionaria y artísticamente novedosa por el cuidado diseño de los escenarios (inspirado claramente en Sin City). El jugador podrá manejar a Jack, el protagonista, y matar, descuartizar y destrozar a sus rivales con ayuda de los mando de la Wii, y usando para ello todo tipo de armas y herramientas virtuales, como sierras eléctricas o sus propios golpes. Cómo no, las asociaciones de padres han dado el grito de alarma ante la idea. No sólo porque el juego se vende como lo que es, una oda a la violencia gratuita y alegremente desenfrenada, sino porque la idea de ver a sus niños jugando a algo así les resulta más que inquietante, y temen que asuntos como el famoso asesino de la katana puedan repetirse, sobre todo tratándose de una consola donde son los propios movimientos del jugador los que marcan la acción del personaje. Pero a pesar de sus quejas, lo cierto es que más de uno recibirá con los brazos abiertos un juego de violencia pura donde descargar adrenalina. Y me parece que ganará la faceta macarra, como ha pasado tantas otras veces en estos temas. Se puede hablar todo lo que se quiera de la moralidad o no moralidad de estos juegos, pero lo que es claro es que la demanda de violencia es cada vez mayor. Cada vez más jóvenes se mueren por destrozar cosas, matar etc... y en todos los campos, no sólo en los juegos sino también en el cine se puede decir que el nivel de violencia se va elevando día a día. Las asociaciones de padres también lamentan este fenómeno. Pero lo que no ven o quieren ver es que esa violencia es demandada por un determinado público, más o menos joven, que la consume de forma compulsiva. Si hay juegos violentos o películas violentas, es fundamentalmente porque la gente los demanda en gran medida. Incluso existe gente que pueda decir que los necesita, paradójicamente, para no acabar haciendo lo que hizo el asesino de la katana.

Respecto a la violencia, vista o jugada, existen en psicología dos teorías, totalmente opuestas. En la primera, se considera que la persona que ve, o realiza continuamente actos de alto contenido violento, acabará por repetirlos en su conducta habitual, es decir, ver cosas violentas o hacerlas nos vuelve violentos. La segunda teoría mantiene justo lo contrario, ver violencia o practicarla, produce en el sujeto una alteración de su estado habitual (subida de adrenalina, aceleración del pulso, etc) que actúan como una "descarga" por decirlo de algún modo, y provocan que a la larga esa persona sea menos violenta, pues ya se ha "desahogado" por medio de esa violencia eventual.
Sea lo que sea, yo creo que sí somos más violentos, en relación directa a nuestro grado de desquicie postmoderno, pero no creo que la solución sea prohibir nada e ignorar el problema de base. Y casos como el famoso asesino de la katana, está demostrado que no tienen ninguna relación directa con los videojuegos, sino que son fruto de alteraciones psicológicas graves.

13 de agosto de 2008

Wall-E


Cómo no, tocaba ver la última película de Pixar, Wall-e. Había oído ya buenas críticas de ella, y tengo que decir que sí que está a la altura. Pixar ha demostrado que sabe hacer las cosas bien, y contar grandes historias, sobre todo si Diney no mete por el medio su resabido discurso acaramelado. Wall-e es sorprendente, no sólo por su mensaje, claramente ecologista, sino por su ácido ataque contra muchas de las formas de vida actuales que priman la comodidad y el consumismo por encima de todo. Y no es de extrañar por ello que la película haya levantado más de una ampolla, sobre todo en EEUU. Un planeta tierra devastado y lleno de basura, que los humanos han abandonado para irse a vivir al espacio, mientras esperan siglos confinados en una estación espacial donde viven con todo tipo de lujos, cebados y agilipollados hasta su más completa inutilidad. La degeneración de la especie plasmada en una raza que tan acostumbrada a vivir de pantallas táctiles no sabe ni abrir un libro. Wall-e resulta conmovedora, para todo tipo de público y creo que una de las mejores películas de animación que se han hecho hasta la fecha. Con numerosos guiños, (a "cortocircuito" y sobre todo a "2001 una odisea en el espacio"), la película, con su mensaje post-apocalíptico, hace pensar a cualquiera. Lástima que a pesar de todo ello, vaya acompañada de la consabida campaña para vender muñequitos y demás merchandising del entrañable robotito.

7 de agosto de 2008

Puñales y bichejos

Me compré el día pasado un juego de cartas llamado "criaturas y cultistas" que va de llevar tu propia secta e invocar a tu deidad para destruir la tierra. Ésta fue la primera carta que vi nada más abrir la caja, lo que dadas mis presentes circunstancias personales, no deja de tener gracia. Con respecto al juego está obviamente inspirado en los mitos de Cthulhu, y tiene pinta de ser bastante gracioso, con cartas para invocar Shantaks, Hastur y demás bichería de Los Mitos.


El sistema de juego es curioso porque combina las tiradas de dados que dan las características de la secta con las cartas, incluye penalizadores y bonificadores por cada acción realizada, etc. En resumen, que tiene tanto de juego de rol como de cartas. Este finde que me voy fuera de madrid, lo vamos a probar a ver qué tal. Tengo que pensar de momento con qué bichejo me monto yo la secta para acabar con toda la Humanidad... XD

5 de agosto de 2008

Formas de hacer cine I: Cine Clásico


Escribiendo el post anterior sobre el "silencio de un hombre" me di cuenta de que estaría bien explicar algo sobre formas generales de hacer cine. Esta es una clasificación particular que sigue un antiguo profesor mío de la facultad, llamado Jesús González Requena. A mí me parece bastante acertada, y creo que muchos aspectos del cine actual se pueden entender mejor con ella. A lo largo de varios posts voy a ir comentando su teoría tal y como la veo yo, si estáis interesados, lo mejor es conseguirse su libro (la referencia está al final de este texto). Puede parecer que de un gran rodeo, pero no hay otra forma de llegar al tema que explicando muchas otras cosas antes.

Ante todo, no quiero confundir el llamado cine clásico por el público en general, entendido como la totalidad de las películas producidas antes de los 60 (que por cierto es también la etiqueta que se usa en este blog) con lo que vamos a llamar ahora Cine Clásico, que son sólo una parte de las anteriores que siguen ciertos rasgos de estilo y narración.

Lo primero que habría que decir sobre el tema es que el cine se tiene que entender, cosa que puede parecer obvia es que el cine es de por sí un arte narrativo. Con narrativo queremos decir que cuenta algo, que principalmente trata de plasmar una historia. Así ha funcionado la mayor parte del cine y lo que nos llega hasta ahora sigue el mismo patrón. Por supuesto que hay cine que no sigue esta línea, como por ejemplo algunas películas de cine arte, pero como esta clasificación se aplica de forma general al cine entendido como fenómeno de masas, podemos no tenerlas en cuenta.
Sobre las narraciones antes de que apareciese el cine ya había mucho escrito. Las narraciones, entendidas como relatos, o cuentos aparecen en todas las culturas de la tierra, y muchas veces se diferencian bien poco en su estructura. Antes de que la gente inventase la escritura, ya había narraciones, bien relatadas por el jefe de la tribu o el chamán en actos vinculados con conocimientos mágicos o simbólicos.

Con la aparición de la escritura, algunas narraciones se plasmaron ya por escrito. Cuando se investigó cómo funcionaba una narración a nivel básico se recurrió a las narraciones más viejas y primitivas, aquellas que eran más "puras". Estas narraciones eran los mitos, leyendas y cuentos infantiles. Analizados uno a uno, se encontraron similitudes entre todos ellos. (el trabajo de Propp sobre el cuento maravilloso, lo más conocido sobre el tema).

Aún a pesar de las diferencias culturales, parecía que todos los relatos de la humanidad seguían un patrón concreto. El patrón básico era muy simple: un personaje (héroe) trataba de conseguir algo ( un objeto de deseo) pero ciertas circunstancias o personajes (antagonistas) se le oponían. El relato narraba cómo el héroe lograba atravesar todas las dificultades, vencer a su oponente y alzarse con el objeto de deseo. La diferencia básica entre el héroe y el antagonista, que suelen competir por el mismo objeto de deseo, era la dimensión moral del héroe, de la que el antagonista carecía. Esta dimensión moral de la tarea del héroe estaba dada por un tercero, llamado destinatario, que simbolizaba la Ley o lo que debía hacerse. En muchos cuentos, es este destinatario el que encargaba la tarea al héroe, y le anima a seguir su camino. En otros, este destinatario no aparece, o no existe, pero su función sigue estando ahí. El análisis de los cuentos reveló que existían dos estructuras o ejes subyacentes en los relatos llamados Míticos: la estructura de la carencia (héroe desea objeto) y la estructura de la Ley ( héroe ha de acatar ciertos mandatos o normas morales para conseguirlo). La primera estructura se mueve en el mero plano de satisfacer necesidades, la segunda da la dimensión moral al relato y eleva la persona a la categoría de héroe, porque es capaz de seguir una moral. Es el hecho de que el héroe pueda respetar una moral o comportamiento ético, lo que le diferencia del antagonista, movido sólo por sus impulsos.

Sin meternos en análisis psicológicos o antropológicos profundos, como resumen esta estructura tiene como función en cualquier cultura formar a un individuo para una sociedad, no sólo una persona capaz de valerse por sí misma y conseguir lo que quiera, sino capaz de vivir con sus semejantes, para lo que es imprescindible un código ético proporcionado por la estructura de la Ley del relato. Por ello, todos los relatos míticos siguen este modelo: no son sólo relatos, su función es transmitir a los miembros de una sociedad una forma de comportarse y de vivir en armonía. Para hacer un relato, no es necesario que se den estas dos estructuras, sólo con la estructura de la carencia (alguien quiere algo y lucha por conseguirlo) es suficiente. Pero como ya hemos dicho, es la estructura de la Ley la que le da la dimensión moral a la narración. Los relatos que contienen ambos ejes (el de la carencia y el de la Ley) se llaman Relatos Simbólicos, la Ilíada, la Odisea, y muchos de las grandes narraciones de la humanidad, siguen este modelo. Es eterno e inalterable, y tiene un gran poder de atracción para todo el mundo, porque responde a necesidades psicológicas individuales inconscientes.

Al hablar de Cine Clásico, el de hollywood fue la única forma de arte que siguió narrando historias de este tipo, es decir de dimensiones épicas. Cuando como conté en otro post, en el siglo XX todo el arte se vuelca por formas de hacer arte cada vez más extrañas al individuo, en el cine clásico de hollywood sucede al revés, y se narran grandes hazañas épicas, con héroes, villanos, etc. En esto radicó el gran poder de atracción del cine de hollywood de la época dorada. Los relatos de índole "épica" fascinan a todo el mundo por igual, porque su poder simbólico es muy grande. En ésto radica todavía hoy, el gran éxito de sagas míticas como Star Wars o El señor de los anillos y afines, son relatos épicos que dan otra vuelta de tuerca a la misma estructura. Todavía ahora se sigue intentando usar la misma fórmula, con más bien menos éxito.

Volviendo al cine clásico, la forma de narrar un relato simbólico en cine no es cualquiera, si no una particular que dé al espectador una idea sobre qué está realmente pasando en la historia y cúal es la posición de cada uno de los personajes. El cine clásico no abusa de planos subjetivos de un personaje, (ver exactamente lo mismo que él ve en ese momento) siempre muestra una distancia justa entre lo que está ocurriendo y lo que se muestra, suficiente para que podamos juzgar cómo obra cada personaje de forma global. Se mantiene "neutral" sin resultar frío ni distante, y permite la identificación justa con cada personaje. Este modo de realización se caracteriza por una aparente "claridad" narrativa durante todo el relato.Esta "claridad" nos deja percibir los actos de cada protagonista de forma que podamos situarlos claramente dentro del relato, sabiendo claramente cómo actúa cada uno. La identificación del espectador se produce siempre con el protagonista, el héroe. En el relato clásico, el héroe suele alcanzar sus objetivos, conquistar a la chica y casarse con ella. El cine de géneros de hollywood entre los años 40 y 60 sigue firmemente esta estructura, salvo contadas excepciones. En la imagen podéis ver un fotograma de la diligencia, de John Ford, película que podríamos poner de ejemplo.


Título: Clásico, Manierista, Postclásico
Autor: Jesús González Requena
Editorial: Trama y fondo

el sopor de un hombre




Rapiñando pelis por la facultad, me hice con "el silencio de un hombre", más cine negro esta vez francés. La película, catalogada como "obra maestra", narra la historia de un hombre llamado Jeff Costello, que se encarga de asesinar a sueldo, y que es engañado por sus socios. Lo cierto es que pasada ya una hora de película, el espectador medio ni se entera de que va el asunto, ni le importa ya. A mí me ha costado una semana acabármela. Y es que aunque el tema siga siendo el mismo asunto de asesinatos y mafiosos y demás, la realización al estilo europeo, con prácticamente ningún diálogo y planos larguísmos, logran a la perfección justo lo que pretenden: que nadie se identifique con ninguno de los personajes de la trama, y que en consecuencia, todo pierda radicalmente su interés, pues todos los actos (incluidas las muertes) no parecen más emocionantes que lo que podrían parecer en un documental de national geographic. Saber qué demonios pasa por la cabeza del protagonista, o de cualquiera de los personajes es todo un reto. Esto resta muchísimo al interés que pueda despertar ninguna película, como se comprenderá, pero hay que entender que también es ésa la intención. Puede resultar interesante si quéreis ver cómo se adoptó el género negro a la forma de hacer cine europea, en cualquier caso.




Título en español: El silencio de un hombre
Título original: Le samouraï
Año de producción: 1967
Nacionalidad: Francia
Director: Jean-Pierre Melville
Producción: Coproducción Francia-Italia; Filmel / FIlms Borderie / T.C.P. / Fida Cinematografica
Guión: Jean Pierre Melville
Reparto: Alain Delon, Nathalie Delon, Caty Rosier
Música: François de Roubaix
Duración: 105 mín