31 de julio de 2008

Dogville, las personas y los Perros


Dogville
es una de mis películas favoritas. Se trata de una película muy bruta, no deja a nadie indiferente, ya sea por su escenografía ( o mejor dicho, la ausencia total de ella) como por su mensaje. A mí lo que me fascinó fue precisamente esto último. Es un auténtico ataque contra la moral cristiana de occidente, contra el lema tan extendido de "poner la otra mejilla" y perdonar siempre al prójimo. Dogville apoya al individuo, defendiéndose a sí mismo, lo que siempre ha sido tildado de egoísmo por nuestra moral. La vuelta de tuerca al comportamiento convencional resulta cuanto menos impactante. Quien crea en ciertas cosas y vea la película, se sentirá confundido, quien menos, le hará pensar. Para mí de cualquier forma, supone un ataque tan bueno y directo contra los valores que tanto hemos oído, escuchado y repetido, que sólo por eso merece ser vista.
Grace es una hermosa mujer (Nicole Kidman) que llega a Dogville, un apartado y pequeño pueblo de EEUU, huyendo de unos gánsters. Allí la recibirán con desconfianza, después decidirán protegerla y esconderla. Para ello, llegarán a un acuerdo con ella: Grace deberá ganarse su confianza y demostrar que realmente es una buena persona.

Dogville plasma la degradación de las relaciones humanas hasta límites insospechados. A algunos les parecerá sin duda exagerada, pero lo que narra no es tanto algo real como simbólico. (Pedir "realismo" a una película rodada íntegramente en un plató casi vacío, resulta de todos modos, algo gracioso.) - A partir de aquí, si no queréis spoilearos el final, no sigáis leyendo, aunque creo que igualmente puede resultaros interesante la película)-

La historia del pueblo de Dogville empieza como un cuento maravilloso, y acaba en un auténtico desastre. Nadie imagina que las cosas pudiesen salir así, pero así ha sido. En Dogville, sólo sobrevive el perro, todos los demás habitantes mueren como tales. Grace acaba con todos, y sólo perdona al único que no le hizo daño de forma gratuita: "no matéis a Moses, dice ella al final de la película: "sólo está enfadado porque una vez le robé un hueso." Una dura lección sobre cúanto puede llegar a perdonar alguien y sufrir en nombre de la bondad supuestamente innata de todas las personas.

Título en español: Dogville
Título original: Dogville
Año de producción: 2003
Nacionalidad: Dinamarca (por fin cambiamos de país, ya era hora!)
Director: Lars Von Trier
Producción: Marianne Slot, Els Vandervorst,
Guión: Michael Gondry
Reparto: Nicole Kidman, Harriet Andersson,
Música: A. Vivaldi ? (ver el dato friki de más abajo)
Duración: 177 mín

Nota: En la wikipedia pone que la música es de Vivaldi... bueno, la música es barroca sin duda, pero lo cierto es que lo que suena en el capítulo cuarto no es de Vivaldi, es de Tomasso Albinoni, el Concierto en Re menor para oboe, (precioso!) y lo sé bien, porque lo he tocado. ;)

3 comentarios:

AlexSlocker dijo...

Pues sólo la vi una vez, en invierno y tomando chocolate caliente. Y cuando te lo dije, recuerdo que tu comentario fue: "¿Cómo pudiste? No es una peli para tomarla con un chocolate caliente".

Muy heavy en efecto, pero no por ello deja de ser menos real lo que cuenta. Lo que más me gustó fue que está tan bien hecha que no echas en falta en ningún momento la escenografía.

Sus dijo...

Hola,
siento contrariarte en tu interpretación de la película, pero la verdad es que no es "un auténtico ataque contra la moral cristiana de occidente", sino una reivindicación del verdadero cristianismo. No sé a qué creencias piensas que ataca esta película, pero yo la he visto este verano al final de un curso sobre cristianismo y cultura, y la fuimos interpretando parte por parte, y me ayudó a ver con mucha más claridad mis "creencias". Lo que realmente critica es la "corrección política" al estilo ilustrado, esa corrección legalista en la que "todo el mundo es bueno". Aquí se van mostrando las miserias humanas tras ese velo de corrección. Y, desde luego, muestra crudamente la dinámica humana del sacrificio: la unión de toda la masa contra el más débil y diferente (algo que ha estado presente en todas las culturas). Grace se presenta aquí como figura de Cristo (su propio nombre da pistas sobre ello), amando a todos a pesar de los abusos que van cometiendo sobre ella. Pero, en el final, el giro en el personaje de Grace muestra la imagen distorsionada y maniquea de Dios como justiciero que solemos tener (bueno con los buenos, malo con los malos)... además de una figura apocalíptica, mostrando una llegada de alguien que amó y que no fue recibido, con la consecuencia que eso trae. El final tan duro muestra que la dinámica sacrificial en la que tan cómodos nos sentimos es como una pescadilla que se muerde la cola, y que el abusado se convierte en abusador si no hay un amor sin límites, más allá de lo humano, que redima este ciclo.

No sé si conoces la interpretación que el mismo Von Trier hace de la película y del personaje de Grace. Él es converso al catolicismo...

Gupo dijo...

Está claro que todo está sujeto a la interpretación que le dé cada uno.

La concepción de "Dogville" y "Manderlay" corresponden a un intento de Trier de retratar la sociedad de EEUU, una sociedad donde él no entiende que si se reconoce como el mundo donde cualquiera se hace a sí mísmo, y llega hasta donde él quiere, pueda tener tantos "perdedores" que no llegan realmente a ningún sitio y malviven. Pero aparte de éso, su propia interpretación de la película es que al presentarse Grace como un regalo , eso dá poder a todos los miembros del pueblo sobre ella, y por tanto si ella misma no pone límites, se producen los abusos, que es lo que retrata la película.

Por supuesto que la película está llena de referencias bíblicas, tanto el nombre de Grace como el de muchos personajes. Pero no creo que vaya más allá. Si ves "rompiendo las olas", verás que Trier ya trata en ella la religión, y no puedo decir que tenga una opinión muy positiva de ella, sino que más bien la cuestiona (aunque ciertamente creo que rompiendo las olas es muchísimo más optimista que Dogville, y ciertamente diferente, pero ése es otro tema).

Por otro lado, si Grace es al principio tal y como dices, Jesucristo, ¿porqué tiene que cambiar al final de la película para representar al Dios vengador del antiguo testamento? Si se trataba de representar ese contraste, se podría haber usado perfectamente otro personaje para interpretar ese otro rol. No tiene ningún sentido que al principio indetifiquemos un personaje con una cosa, y luego cuando se cambie el patrón de comportamiento, demos la vuelta a la tortilla y pase a representar otra. No existe una identificación simbólica en ese caso, o de lo contrario tanto Grace como cualquiera de los personajes de Dogville podrían simbolizar cualquier cosa dependiendo del momento de la narración que escogiésemos. Vamos, que tanto puedo decir que Grace es representa a Jesucristo como a la Virgen María, sólo se trata de ponerle imaginación al asunto. Lo cual no me parece que sea un buen análisis del film, o al menos un análisis que pueda sostenerse mínimamente .

Por otro lado, considerar el catolicismo de Lars Von Trier como relevante a la hora de analizar la película, cuando él mismo en entrevistas reconoce que posiblemente se convirtió al catolicismo para "mearse en sus orígenes", bueno, pues es también arriesgado. Y si tenemos en cuenta las películas que hizo este hombre, como por ejemplo su última "Anticristo", no creo que sea muy acertado indentificarlo como un cristiano devoto, sino como un provocador nato que además busca continuamente cuestionarse cosas, sobre el hombre, la religión y la moralidad.

Por éso, aunque no creo que mi interpretación sea perfecta, si creo que es más acorde con lo que narra la película, y sobre todo, con la personalidad del autor. Pues es necesario tener mínimamente en cuenta la personalidad del realizador a la hora de analizar un film tan complejo como éste.